Creatividad e Innovación

June 5, 2018

Pensamiento divergente   

La edad se estipula por la mayor o menor capacidad creativa e imaginación que tenga el individuo. Esta aseveración deja constancia de que hay muchos viejos jóvenes y jóvenes viejos. ¿En qué grupo estás tú? A medida  que envejecemos  vamos perdiendo la capacidad y el hábito de crear.

 

 

Cuando éramos niños podíamos crear todo un mundo con tan solo; una caja de cartón, o unos fideos, o unas mantas y sillas. Si nos poníamos a escarbar en la tierra con un palo que encontrábamos y una piedra que estaba acomodada a nuestra mano y nos facilitaba golpear el palo que sujetábamos con la otra, podíamos construir nuestro escenario para grandes batallas o carreras de coches simulados con otras piedras. Los niños se ensimisman en su mundo donde no le falta de nada. Esta capacidad imaginativa la vamos dejando a un lado creyendo que no son cosa de adultos. ¡Cuán equivocados estamos!

Los empresarios y directivos excelentes siguen ensimismándose en su mundo de soluciones creativas para que sus proyectos vitales tengan fuerza y pujanza.

¿Qué es pues la creatividad?

Es un proceso mental que nos ayuda a crear ideas. Es, por tanto, una actitud para crear. Por la que proyectamos soluciones a problemas cotidianos de nuestro día a día. Esta habilidad se puede desarrollar y canalizar mediante técnicas y metodologías que van necesariamente unidas al hábito continuado y entrenamiento con la intención consciente de incrementar nuestra innata capacidad de crear.

La creatividad de una persona se comprueba por la capacidad que tiene de generar ideas; y se mide por la fluidez, la flexibilidad y originalidad de estas ideas.

Es también básico y necesario para desarrollar nuestra creatividad tener un pensamiento divergente; Divergente, por su parte, es aquello que diverge (que discrepa, discorde o se separa). El pensamiento divergente o pensamiento lateral, por lo tanto, consiste en la búsqueda de alternativas o posibilidades creativas y diferentes para la resolución de un problema. Lo que existe a través de la actividad intelectual forma parte del pensamiento.

 

El segundo término de nuestra ecuación, La Innovación

Es el proceso en el cual a partir de una idea, invención o reconocimiento de una necesidad se desarrolla un producto, técnica o servicio útil hasta que sea comercialmente aceptado. (Sherman Gee)

En mi opinión, una persona (o profesional) innovadora tiene que tener un grado suficiente de descaro y falta de pudor mojigato. Si levantamos la mirada de nuestros escritorios podemos comprobar que las últimas innovaciones están muy localizadas en nuevas tecnologías y en edad muy temprana de sus creadores. La juventud tiene el descaro necesario para romper los paradigmas sociales que anquilosan y mediatizan lo innovador de nuestros pensamientos. Pero, no el joven por ser joven sino por poseer la actividad necesaria en pensar creativamente

Los Modelos Mentales, “No vemos el mundo como es, sino como somos.”

“Los modelos mentales son supuestos hondamente arraigados, generalizaciones e imágenes que influyen sobre nuestro modo de comprender al mundo y actuar.” (Peter Senge)