Inteligencia Emocional

Actualizado: 25 de dic de 2019

Marco general de aplicación:

Daniel Goleman identifica cinco grandes campos de competencias distribuidas en dos dominios o grupos de competencias que constituyen el marco global de las competencias emocionales. Cada uno de los campos (regiones) está basado en una capacidad subyacente de la inteligencia emocional, estas capacidades son básicas y necesarias si el individuo quiere aprender las competencias necesarias para tener éxito en su desempeño laboral.

Descripción de los dominios de las competencias emocionales


1 - Dominio de Competencia Personal: Determinan el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos.

  • Campo de la Conciencia de uno mismo; Conciencia de nuestro propio estado interno, recursos e intuiciones.

  • Conciencia emocional: Reconocer las propias emociones y sus efectos.

  • Valoración adecuada de uno mismo: Conocer nuestro perfil profesional de fortalezas y debilidades.

  • Confianza en uno mismo: Valoración ecuánime o desapasionada de nosotros mismos y de nuestras capacidades.

  • Campo de la Autorregulación; Control de nuestros estados, impulsos y recursos internos.

  • Autocontrol: Capacidad de de manejar de forma adecuada las emociones e impulsos conflictivos.

  • Confiabilidad: Fidelidad al criterio de sinceridad e integridad.

  • Integridad: Asumir con responsabilidad los efectos de nuestra actuación personal.

  • Adaptabilidad: Flexibilidad para afrontar los cambios.

  • Innovación: Sentirse cómodo y abierto ante las nuevas ideas, enfoques e información.

  • Campo de la Motivación; Las tendencias emocionales que guían o facilitan el logro de nuestros objetivos.

  • Motivación de logro: Esforzarse por mejorar o satisfacer un determinado criterio de excelencia.

  • Compromiso: Secundar los objetivos de un grupo u organización.

  • Optimismo: Persistencia en la consecución de los objetivos a pesar de los obstáculos, sobreponiéndose a la frustración del fracaso.

2 - Dominio de Competencia Social: Esta competencia determina el modo en que nos relacionamos con los demás.

  • Campo de la Empatía: Conciencia de los sentimientos, necesidades y preocupaciones ajenas.

  • Comprensión de los demás: Tener la preocupación y capacidad de captar los sentimientos y los puntos de vista de otras personas e interesarnos activamente por las cosas que les preocupan.

  • Orientación hacia el servicio: Anticiparse, reconocer y satisfacer las necesidades de los clientes.

  • Aprovechamiento de la diversidad: Aprovechar las oportunidades que nos brinda diferentes tipos de personas.

  • Conciencia política: Capacidad de darse cuenta de las corrientes emocionales y de las relaciones de poder subyacentes en un grupo (equipo).

  • Campo de las Habilidades sociales: Capacidad para inducir respuestas deseables en los demás.

  • Influencia: Utilizar tácticas de persuasión eficaces.

  • Comunicación: Emitir mensajes claros y convincentes.

  • Liderazgo: Inspirar y dirigir a grupos y personas.

  • Catalización del cambio: Iniciar o dirigir los cambios.

  • Resolución de conflictos: Capacidad de negociar y resolver conflictos.

  • Colaboración y cooperación: Ser capaces de trabajar con los demás en la consecución de una meta común.

  • Habilidades de equipo: Ser capaces de crear la sinergia grupal en la consecución de metas colectivas.

Se deben dominar con un mínimo imprescindible cada uno de los campos competenciales para tener el grado necesario de inteligencia emocional, en ningún caso la resultante de la capacidad demostrada en cualquier competencia puede ser “cero” o, que es lo mismo, carecer de ella en su totalidad. Como dice Goleman, “nadie es perfecto en esta escala, todos tenemos inevitablemente un perfil de puntos fuertes y de debilidades…” y sigue diciendo, “…Los elementos necesarios para un desempeño ejemplar sólo requiere que seamos fuertes en un determinado número de ellas «unas seis, al menos, por término medio» y que se hallen dispersas en las 5 regiones de la inteligencia emocional.”

Como resumen de este apartado podemos definir que la inteligencia emocional No es una entelequia que tiene el fin en sí misma, ni una “pseudo habilidad” monolítica; es la resultante de las habilidades de un individuo en un conjunto de competencias personales y sociales equilibradas y relacionadas entre sí.


Daniel Goleman

“Todo depende del tipo de relación que mantengamos con nosotros mismos, del modo en que nos relacionemos con los demás, de nuestra capacidad de liderazgo y de nuestra habilidad para trabajar en equipo determinan la realidad del mundo laboral.

Autoconciencia, autoestima, autocontrol, empatía, dedicación, integridad, habilidad para comunicar, pericia para iniciar o aceptar cambios: estas son las competencias más relevantes en el ámbito Laboral."

LIDERAR CON INTELIGENCIA EMOCIONAL

Características del líder en la tesis de la inteligencia emocional de Daniel Goleman y la aplicación de esta para el desarrollo de las competencias necesarias para ejercer el liderazgo.


EL LÍDER RESONANTE Y EL CAMBIO

El concepto de liderazgo resonante fue formulado por Daniel Goleman, R. Boyatzis y A. McKee en 2005 como una de las derivaciones de la inteligencia emocional publicitado en 1995.

#inteligenciaemocional #DanielGoleman #competenciasemocionales #líderresonante #Boyatzis #AnneMckee

0 vistas

CONTACTO

C/ Santa Engracia, 115 - 1ºD - 28010 Madrid (España)

C/ Negritas, 5 Ático I - 28341 Valdemoro - Madrid (España)

© 2017 By Emilio Aragón. Proudly created.